Fátima 2018

Version imprimable PDF version Partager sur Twitter Partager sur Facebook
File:Pfärrich Pfarrkirche Marienstatue aus Fatima.jpgFátima 2018

Nos encontramos ya en la fase final de la preparación del Gran Encuentro Fátima 2018. Aunque los que participarán en el evento son pocos con respecto a la totalidad de Equipistas de nuetro Movimiento, es deseable que todos los equipistas se sientas movilizados  en la preparación espiritual de este evento que interesa a todos (o les debería interesar). Nos encontramos enla fase final de la preparación del Gran Encuentro Fátima 2018. Aunque los que participarán en el evento son pocos  con respecto a la totalidad de los Equipistas de nuestro Movimiento, sería deseable que todos los Equipistas se sientan movilizados en la preparación espiritual de este evento que interesa a todos (o les debería interesar). Los Equipos y las Parejas que participarán serán los respresentantes de todos los equipistas. Con algunas breves reflexiones, quisieraayudarles a comprender lo que Fátima representa para los fieles de Nuestrea Señora, cuyas apariciones de Mayo a Octubre de  1917, fueron reconocidas por la Iglesia. El testimonio de la santidad de los Videntes, entre los cuales Jacinto y Francisca ya fueron canonizados, es  el signo más fuerte de la autenticidad y la verdad de lo que sucedió en Fátima.

Podríamos articular los eventos de Fátima alrededor de tres ciclos : 1) el ciclo angélico, con las Apariciones del Angel en 1916, preparando a los Pastorcitos para las apariciones de Nuestra Señora.  2) el ciclo mariano, con las sesis apariciones de Nuestra Señora todos los 13 de cada mes de Mayo a Octubre de 1917 (excepto en Agosto cuando la aparición tuvo lugar el 19) ; 3) un tercer ciclo, en Pontevedra y Tuy en España entre 1926 y 1928, con las Apariciones de Nuestra Señora a Lucía cuando ya era religiosa en la congregación de las Hermanas Doroteas.

En próximas notas explicaré el contenido de cada uno de estos ciclos. Pero por ahora, ya tenéis una idea  sobre la extensión temporal y espacial de los eventos de Fátima, cuyo contenido explicaré en próximas reflexiones.

P. José Jacinto Ferreira de Farias, scj
Consiliario Espiritual del ERI